El colmo de la nostalgia

El colmo de la nostalgia es el aborto de mi madre, que se llama Eloy. A veces, me gusta repetir su nombre junto al mío e imaginar nuestra vida juntos. Eloy es un año mayor que yo y me ha abierto camino en este mundo aterrador para que yo no viva con tanto miedo.