California 1969

El calor tiene unos efectos curiosísimos sobre la mente humana. O eso o es que esta ciudad se nos ha ido definitivamente de las manos.