Donde diablos estés

Una plaza. 6 de la tarde. Primer encuentro. Hola qué tal. Bien y tú. Buah qué calor. Dónde vamos. Una cerve. Venga tú mandas dónde. Aún no sabíamos que nunca mandamos nosotros sino las mesas libres en las terrazas. Cuarenta minutos después nos sentamos. Es mono.