Yo, otra. En el umbral

La duda, la duda… Me hace gracia que me hables de la duda, a mí, a la que solo un leve murmullo la hace tambalear. A la que un solo pensamiento, no importa lo fugaz o lo débil de esa chispa, incendia su lengua y devasta el habla…